Neustadt, Wied (Alemania) – Birkenstock GmbH & Co. KG y sus empresas afiliadas anunciaron recientemente el cese de sus relaciones comerciales con Amazon Europa a partir del 1 de enero de 2018. En esta fecha, Birkenstock suspenderá las entregas directas que provee la filial europea del minorista norteamericano online con sede en Luxemburgo. Esta decisión se aplica a toda la gama de productos Birkenstock.

La empresa confirma una demanda contra el minorista online más grande a nivel mundial argumentando una serie de violaciones de la ley en la plataforma Marketplace operada por Amazon que el operador de la misma no ha frenado por su propia cuenta. En varias ocasiones, Birkenstock presentó quejas señalando la existencia de productos falsificados de mala calidad que infringían sus derechos de marca y engañaban a los consumidores con respecto al origen de los productos que estaban disponibles en la plataforma.

Dejando a un lado el tema de las obligaciones legales, Birkenstock opina que una parte integral de una relación comercial de confianza es que, al serle notificada por primera vez tal violación de la ley y como operador de la plataforma Marketplace, Amazon debía, por propia cuenta, haber hecho todo lo que estuviera en su mano para prevenir este tipo de infracciones. Hasta el día de hoy, no se ha hecho ninguna declaración vinculante que reconozca que no se ofrecerán a la venta más productos falsificados de Birkenstock a través de dicha plataforma. Sin embargo, sí que hubo más violaciones legales de naturaleza diferente en los últimos meses que Amazon no ha evitado proactivamente.

Esta deterioro de confianza ha llevado a Birkenstock a terminar sus relaciones comerciales con el minorista online también en Europa. En enero de este año, Birkenstock suspendió las entregas en los Estados Unidos que eran manejadas por Amazon USA tras una serie de incidentes similares en aquel país.